Lee - Entrevista

Planta Carnívora y el hacer sin sentir culpa
Planta Carnívora y el hacer sin sentir culpa

Conversamos con la artista chilena para reflexionar sobre vaginas, poder, sexismo y justicia. En su último disco Squirt, bautizado en honor a la eyaculación femenina, la Planta se corona como la reina de lo que no se dice en la mesa.

 

Planta Carnívora hace ruido. Uno transdisciplinario y multicolor con sus letras, canciones, videos y arte visual. Le gusta el error, el pixel, la universalidad, las cosas cotidianas, la reutilización y la ironía.

Irrumpió en la cultura pop chilena el año 2012 con su canción “Vagina Dentada”, hit viral donde al son de un beat digital creado en su Casiotone lanza: “Mi vagina dentada te infectará, mis dientes de piraña no son normal, ya lo verás, te dolerá”. Versos lubricados en un fraseo lánguido, rítmico y lleno de humor irónico.

Su imaginario está lleno de feminismo y de una actitud fuck-you-ándate-a-la-cresta-y-a-la-chingada-también. Pero esta fuerza y comentario social no son a gritos, ni de forma excluyente u obvia. Es una fuerza provocadora e inteligente que culebrea entre cadencias reggaetoneras y beats hiphoperos, rodeada de una suave nube de marihuana, gráficas pixeleadas y rouge oscuro.

Planta Carnívora es una forma de resistencia futurista que se asoma en su mirada con ojos entreabiertos en Instagram, ilustraciones, flyers y en las visuales que ella misma crea para sus shows en vivo. Está en su nombre y sus letras. Se toma en serio, y quizás no tanto.

Luego de ganar el concurso Rubber Tracks de Converse y de estar en los escenarios de Ruidosa Fest SCL 2016 y Ruidosa Fest CDMX 2016, Planta presenta Squirt con siete canciones que tocan temas como la eyaculación femenina, el abuso de poder y la escasez de recursos naturales, cuerpo, placer, dominación, autonomía y la necesidad de que las mujeres se defiendan y protejan. El disco fue lanzado de manera independiente y con la co-producción de Marcelo Peña (Miopec/MKRNI/Tobías Alcayota).

En esta conversación nos cuenta de su inspiración, influencias y de cómo ha hecho la transición del Casiotone al estudio profesional.

Hablemos de ‘Golden Squirt’. Pocas mujeres han escrito así de libremente y sin reservas sobre vaginas, vulvas, deseo de placer, sexo oral, drogas, dejar atrás la culpa y además mandar a alguien a la mierda, todo en la misma canción. ¿De dónde viene? ¿Sientes que estás rompiendo esquemas con estas letras?

Jajaja, viene de ese afán de hacer sentir incómodo al hombre, hablar lo que no quieren oír, lo que no quieren saber. Qué sentimos, cómo disfrutamos, cómo nos masturbamos, cómo vivimos arranques de amor y desamor, qué es lo que queremos, es decir las cosas y/o hacerlas sin sentir culpa o vergüenza, sintiendo placer con una misma, y sin necesitar a nadie para ello. Vivimos en una sociedad tan hipócrita, conservadora, preocupada del qué dirán y preocupados de mirar lo que hace el de al lado, que tienen una visión negativa de una mujer que sigue acérrima sus instintos.

El disco está centrado en una figura de una mujer empoderada, en control, dueña de su sexualidad y sin vergüenza de hablar explícitamente de querer placer y buscarlo. ¿Crees que faltan símbolos culturales de este tipo?

Sí, desde el lado masculino está lleno de símbolos de ese tipo, pero desde el lado femenino hay súper pocos. Grace Jones y la Cicciolina responden muy bien a esa figura, pero ellas ya son de otra época, y aunque hayan marcado un precedente de empoderarse sin pudor, hay pocas figuras que simbolicen ese legado en la actualidad. Quizás Natalia Valdebenito es una de ellas, ella tiene valentía pura.

En varias canciones, sobre todo en Vedeto, la mujer asume un rol de dominación agresiva, de esclavizar sexualmente al hombre y posicionarse encima de él, un rol que en general asumen los hombres en la música popular. ¿Qué valor ves en esta narrativa?

Es fuerte simbólicamente, es retroalimentación: yo digiero, vomito y eyaculo lo que ocurre a mi alrededor. En algunas canciones soy el mero espejo, lo que no se dice en la mesa, el mal gusto o BAD TASTE. Objetificar al hombre, volverlo frágil, denostarlo, para hacerle ver al hombre cómo se ven cuando intentan objetificarnos, es su reflejo. El harem de hombres o la poliandría cuestionando esa figura patriarcal, reivindicando la libertad de la mujer de hacer, decir y decidir. Los roles son similares, pero desde posiciones distintas, en Vedeto se denosta lo masculino ¿Porqué cuando se objectifica la mujer tiende a ser negativo, y cuando lo hace el hombre es sinónimo de orgullo?

¿Qué tipo de efecto crees que genera tu música en los públicos chilenos y latinoamericanos? ¿Qué te gustaría que sintieran al escuchar tu disco?

En el público chileno veo varios efectos, en general el primer efecto es descolocamiento. Luego hay reacciones opuestas, personas a favor o en contra, fanáticos tanto contrarios como adeptos. En otros públicos latinoamericanos es más inmediata la asimilación. Me gustaría que sintieran algo similar a lo que ha pasado a lo largo del proyecto; descolocamiento, sentimientos encontrados, alguna reflexión, adicción. Mi libertad de expresión y decisión es no ser condescendiente con nadie, siempre me ha importado que al que le guste que le guste y al que no, ¡que no le guste nomás!

Musicalmente este disco es muy distinto a Vagina Dentada y Puedo Escribir los Versos más Cochinos Esta Noche (PELVMCEN), ¿A qué responde esta evolución?

Responde a los recursos con los que cuento en cada momento. Para Vagina Dentada sólo contaba con un Casiotone que tenía del 96’ y los audífonos del personal stereo que los usaba como micrófono. Para PELVMCEN contaba con dos Casiotone que mezclaba, y un Casio Rapman que me permitía alterar voces. Para Squirt estuve aprendiendo a usar softwares y a dominar términos técnicos-musicales, a comprender las notas, a usar más máquinas musicales, y si bien no aprendí canto, sí aprendí técnicas para proyectar mejor la voz. Todos esos recursos adquiridos son los que hago uso en este nuevo disco, donde trabajo con software, hago loops de mis voces, y a su vez mezclo y masterizo junto con Marcelo Miopec (MKRNI).

¿Hay situaciones de la actualidad que inspiren estas nuevas canciones?

Si, muchas, pero algo tan básico y cotidiano, por ejemplo cuando voy en el transporte público y un tipo se masturba mirándome, es esa posición de abuso, donde las cultura social responde cuestionando a un mujer que sufre abuso, dicen que “se lo merecía”, “se lo buscó” dicen un montón de cosas donde el deber moral de la mujer es estar oculta, piola, sumisa, o acatar consecuencias, creo que es profundamente injusto, siendo que todos somos libres.  ¿Por qué sólo el hombre puede ser libre, y coartar la libertad de una mujer con el pretexto ejemplificador de los roles sociales? También me inspiran las muchas injusticias de género en diversas áreas, los roles en el trabajo, en el sistema de salud, en las escuelas. Por ejemplo, en los sistemas de salud las mujeres tenemos que pagar más por el simple hecho de tener úteros y ser potenciales madres. En el área laboral, muchas empresas contratan solamente hombres, o los sueldos son mucho menor para un género que para otro.

¿Cómo has recorrido este camino de tu sexualidad y sentirse cómoda con tu cuerpo?

Al comienzo, cuando adolescente, era más difícil. Hay una cultura que nos estigmatiza mucho, te hacen creen que eres culpable, te avergüenzan, y cualquier forma de categorizar a la mujer tiende a ser negativa, al contrario de lo que pasa con los hombres. Lo más crudo es el miedo con el que nos enseñan a cuidarnos, a no exponernos, a que siempre estamos potencialmente en peligro de cualquier abuso, entonces cuesta aceptar esos cambios en tu cuerpo. Hay quienes no viven ese proceso, y otras lo procesan más rápido y otras más lento. Cuando uno crece, se da cuenta que las cosas no son como te dicen, y uno más que nadie, sabe que todo lo que ocurre es algo natural y hermoso. Y que experimentar, o sentir, querer y buscar placer no tiene nada de malo. Aunque exista gente que no está tan de acuerdo con eso, y cree que puede oprimirte o pasar por encima de tu voluntad como se les plazca.

¿Qué le recomiendas a otras niñas y mujeres, que en general se les enseña a ser sumisas, avergonzadas del cuerpo, del sexo, de la exploración?

Que no tengan miedo a mirarse a ustedes mismas y amarse tal y cual como son, y tomar decisiones libremente sobre su cuerpo.

En ‘Pon Atención!’ hay una autobiografía y un llamado a alguien a buscar una conexión que no sea sólo sexual, un tema distinto al resto de las canciones de Squirt. ¿Cómo surge esta canción?

Surge del desamor. Aunque no todo es literal en esta canción, tiene que ver con un perfil de noble aspiración, sensible y honesto, que tiene como mejor arma la verdad y la horizontalidad, pero que se ve defraudado por las relaciones sostenidas por el engaño, por las mentiras y las relaciones vacías: amores sin correspondencia, amistades por interés, entre otros casos.

El Agua’ le dice a esos empresarios y empresarias que devuelvan el agua que controlan. ¿Te llega especialmente la situación que se vive en Chile al respecto?

Si me llega, en Chile el agua no es un bien del Estado, es un bien de privados. La ley de agua permite a inversionistas extranjeros poder hacer negocios con el agua sin pagar un peso, pero a los ciudadanos les es restringido este bien. El agua potable es cada día peor en la capital, para qué hablar de las regiones, es prácticamente veneno compuesto de H2O, cloro y una cantidad de metales. En Antofagasta por ejemplo, no puedes tomar agua del grifo, tiene que se comprada, y el precio no es nada asequible. Miles de litros de agua van a dar a mineras y grandes agricultores, mientras que para pequeños agricultores el agua no alcanza. Se están secando las napas, eso lo veo día a día con la inclinación y muerte que han alcanzado centenarios árboles como las encinas y milenarias araucarias. Esta canción es un llamado desesperado en pro de la ética, de una ética empresarial que vele por las personas antes que por el billete. Trata de una ética pisoteada, y ya casi olvidada por los ciudadanos. ¿Qué pasa que estamos tan ciegos y sumisos, casi como dopados? ¿No estamos viendo más allá de la pantalla touch? ¿No vemos que nos están pasando a llevar? ¿Por qué no hacemos nada? ¿Eso queremos?

¿Qué obstáculos has enfrentado como mujer en el mundo de la música? ¿Qué estrategias puedes recomendar a otras artistas para moverse en esta área?

Prejuicios, miradas en menos, denostaciones, humillaciones y abusos laborales. Mi estrategia, es no estar ni ahí con lo que piensan hay que hacer nomás, pero no dejar pasar ni una, hay que tener una gran coraza pa relacionarse y moverse, y hay que hacerlas todas también, nadie las va a hacer por ti. A no ser que tengas el dinero y pagues para que lo hagan por ti.

¿Qué referentes musicales o culturales inspiran tu trabajo y en particular esta nueva producción?

Para Squirt en particular, Migos, Young Thug, Kendrick Lamar, Cardi B.

¿Qué mujeres artistas te inspiran o son tus referentes?

Ivy Queen, Iza Genzken, Julia Toro, Mafalda, Hannah Hoch.

Squirt está disponible en Spotify, YouTube y Soundcloud.

Puedes visitar el sitio de Planta Carnívora aquí.

 

Colabora con nosotras

Buscador