Manifiesto

Primero, somos sinceras. Ruidosa es (y probablemente siempre será) una obra en construcción. Y es así porque su objetivo no es fácil:

Queremos cambiar cómo el mundo ve a las mujeres.

Queremos cuestionar cómo las mujeres nos vemos a nosotras.

Queremos romper normas inconscientes, sesgos explícitos, y todas las acciones cotidianas que sustentan y reproducen la desigualdad de género.

Ahora somos un festival, una plataforma de conversación, una red de activistas, y un sitio web. Haremos todo aquello que esté a nuestro alcance para que el feminismo deje de ser una mala palabra, y se transforme en el diagnóstico compartido de que el género puede ser una fuente de diversidad, pero nunca de exclusión.

Segundo, somos creativas. Vemos cómo la desigualdad de género se cultiva y reproduce en los medios de comunicación, las artes y los espectáculos, por lo que nos instalamos en su epicentro. Queremos cambiar las reglas que crean el material que llena nuestras pantallas, audífonos, y experiencias, desde las industrias creativas, haciendo ruido para que todas las mujeres sean escuchadas.

Tercero, somos una voz orgullosamente latina. Porque gran parte del debate feminista emana desde el hemisferio norte, en Ruidosa creemos que las experiencias y voces de las mujeres latinas deben ser escuchadas. Porque hay más de una verdad, queremos hacer ruido en el debate global con más diversidad de perspectivas, historias y visiones. Con más historias y más perspectivas. Hablamos desde el sur, con nuestras experiencias, desigualdades, y culturas particulares, y creemos que esto nos hace ser un aporte a la discusión global.

Por último, somos abiertas. En Ruidosa sabemos que lo más revolucionario que puede hacer una mujer es ser ella misma, y poder elegir sin condicionamientos. Creemos en el feminismo como un concepto que acoge en un mundo muchas veces hostil. Por eso, este espacio es diverso por naturaleza y por requisito: Valoramos las experiencias de otras y otros como guía e inspiración. Creemos en la solidaridad y en la sororidad, por eso celebramos a mujeres de todos los tipos, buscamos conectarlas, promoverlas y derribar las barreras institucionales que impiden su acceso a espacios de poder.

Son Ruidosas todas quienes quieren más, sin importar su raza, sexo biológico, capacidades físicas o nivel socioeconómico. Son Ruidosos todos aquellos que quieren ser buenos aliados en cambiar cómo funcionan las cosas. Son bienvenidos también quienes dudan del feminismo, y quieren abrirse a conocer perspectivas distintas.

Para todas aquellas que alguna vez se han sentido inadecuadas, inseguras, demasiado tradicionales, demasiado excéntricas, demasiado feas, demasiado atractivas, demasiado tímidas, demasiado extrovertidas, Ruidosa es una invitación. No tengamos miedo de hacer ruido, de pelear por nuestro espacio, de cuestionarnos y de subvertir. Podemos hacerlo juntas y debemos hacerlo ahora.

Colabora con nosotras

Buscador